Trabajo Doméstico

-Lo estás poniendo mal.
-Es falta de práctica, amor.
-Si le pusieras un poco de ganas, por ahí…
-Hago lo que puedo, pasa que el ángulo es jodido…
-Es poner un portalámparas, no física cuántica.
La miró por encima del hombro y negó levemente con la cabeza.
-Vos teneme bien la silla, a ver si me voy a la mierda con portalámpara y todo. Te creés que es fácil, vos.
-Conectar un cable y poner dos tornillos, me imagino que no es moco de pavo…
-Más fácil es hacer fideos y sin embargo anoche te quedaron como una tortilla.
-Hablando de eso, qué querés comer hoy?
-Menos fideos, cualquier cosa… pasame la pinza. No, esa no, la otra.
-Ya terminás?
-Estás en pedo? estoy conectando los cables, encima quedó cortito, es mucho más jodido así…
-Eso por ahorrarte cuánto, veinte centavos, treinta?
-No, boluda, pasa que medimos mal, desde el toma hasta acá era un metro veinte, pero acá más el ángulo éste…
-Y si lo ponés más allá?
-Ahí está hueco, mirá. – Golpeó con los nudillos en dos lugares distintos para mostrarle la diferencia de sonido en la pared. -Si mando los tornillos ahí se viene abajo la pared, entendés? El revoque está viejo, no, tiene que ser acá.
-Quiero tomar mate.
-Aguantá que conecto los cables y vas a poner la pava, no me soltés la silla que me voy a la mierda, negra, dame el destornillador.
Ajustó los tornillos y despacio dejó colgar el portalámparas, viendo si el cable sostenía el peso. Bajó de la silla y sacó un cigarrillo del paquete.
-Dale, andá y poné la pava mientras me fumo un pucho.
Ella fue a la cocina para calentar agua y él volvió a trepar a la silla para contemplar orgulloso el trabajo en proceso. En puntas de pie miró encima del ropero que estaba a su lado y vio que una araña negra y gorda se despachaba una cucaracha en una de las esquinas. En voz alta, para que su mujer lo escuche dijo:
-Negra, hace mucho que no limpiás acá, no? Hay un ecosistema completo arriba del ropero.
-Limpio cada vez que hacés asado, querido.- Se escuchó desde la cocina.- Te llevo un trapito, ya que estás ahí arriba o es mucho por hoy?
No le contestó. Miró el reloj y supo que pronto oscurecía, puso los tarugos y terminó el cigarrillo. Ella volvió con la pava y el mate.
-Dale, teneme la silla de nuevo.- Trepó otra vez al respaldo y comenzó a atornillar el portalámparas a la pared.
-Ay, queda re lindo. Apurate que se hace de noche.
El dejó caer los brazos pesadamente. -Hubieras llamado a tu hermano si lo querías rápido, hago lo que puedo, negra.
-Sí, justo, lo voy a hacer cruzar toda la ciudad para poner una lamparita pedorra.
-Entonces no rompás las pelotas, amor. Pongo los tornillos y listo.
-Te doy la lamparita ya?
-Dame, a ver.
-Guarda que sale como 15 mangos ésta.
-Y bueno, hay que hacerle caso a Greenpeace. Aunque ya me tienen un poco podrido con la cantidad de mails que me mandan…- Enroscó la lámpara de bajo consumo y bajó de la silla. -Voy a ajustar los tapones, ya vengo.
Atravesó el pasillo hasta la puerta de calle y conectó la electricidad. Volvió trotando hasta la habitación, y apoyándose en el marco de la puerta ordenó:
-Dale, prendela.
El chispazo dejó una mancha negra en el ángulo alrededor del portalámparas y una llamita encendida derretía el plástico cuando todas las luces de la casa se apagaron. También se oyó un sonido siseante dentro de la pared.
Se quedaron unos segundos observando la llama extinguirse. Ninguno de los dos habló.
Juntaron las herramientas, la pava, el mate y los cigarrillos y al salir de la habitación ella dijo:
-Cena romántica?
-Voy a comprar velas.
-Dale.

Anuncios

3 Respuestas a “Trabajo Doméstico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s