Sí, ya sé.

Pensé que el otro era suficiente, y no.

Acá voy a dejar de lado el periodismo amarillo y no voy a hablar de la banda, o sea que va a ser un sitio absolutamente pobre.

Aunque tal vez más adornado, quién sabe.

Los que me conozcan sabrán que no soy ni amarillo ni periodista, pero sí pobre.

Este es un intento de aproximación a las cosas un tanto más personal, por cierto, y como ven en el post de abajo, todo esto es una falacia más ya que también voy a hablar de la banda, y hacer las cosas más impersonales también.

Y como tengo que seguir laburando por ahora no escribo más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s