Se cortó la luz.

Para variar, como todos los veranos, como para que no empecés a extrañar las noches de sábanas anegadas y la lengua de toalla por ningún momento. Se cortó la luz, y como si fuera poco, la que se cortó es tu fase.
Las luces de la calle están encendidas y los de la vereda de enfrente sí tienen luz, y eso que están todos enganchados.
Pero vos no, cuando te ofrecieron tirar un cable dijiste que no, porque sos un tipo honesto. No sería correcto, dijiste, pero los honestos en este país van muertos, vos lo sabés, pero qué le vas a hacer.
Vos te la comés, vos sos el único boludo que paga y aunque los de enfrente tengan luz y duerman fresquitos vos te convencés de que así dormís tranquilo, aunque no puedas dormir por el calor.
Y el infortunio de estar en un primer piso y ver que lo único que sube, si sube, es un tímido, ínfimo hilito de agua a la canilla, y que después de unos ruidos de gárgara intensa te estornuda ferozmente y te salpica de óxido marrón toda la panza sudada y ahora sí… te quedás sin agua. Así como así.
Sin agua y sin luz.
– Acá sigue. (Hacé click)>

Voodoo Child

Estamos agarrándole la mano al lapicito digital, este es el segundo trabajo.

El pibe era la imagen de mi vieja banda y ahora se está convirtiendo en algo en lo que estoy trabajando. Ya veremos.

voodoochild-medium.jpg

A alguien le interesa tenerlo con más resolución? Pídanmelo de buena manera y lo voy a pensar, je.

Sobre los mails…

Este es uno de los mails más inteligentes que haya recibido alguna vez, de una de las personas más inteligentes de las que tuve el privilegio de llamar amigo.

Gordo, te seguimos extrañando. Y mucho.

“Hola mis queridos contactos, clientes y amigos !!!
Que las cadenas de mails son un mal muy común no es nada nuevo.
Cada día abro mi casilla con la esperanza de encontrar noticias agradables, es decir, de esos mails que te alegran el día (un amigo, una novia, un chiste nuevo, o esa persona que hace tiempo que no ves y que todavía se acuerda de vos). No pido 152 mensajes nuevos en la bandeja de entrada, me conformo con dos o tres que estén escritos a conciencia, con sinceridad; y en lugar de eso, me encuentro con un montón de pelotudeces, y no es que sea un desagradecido, al contrario, me encanta que me digan que me quieren, que piensan en mí, o que alguien me desea suerte (¿a quién no?). Pero, sinceramente: ¿cuántos de esos mensajes son enviados de corazón?; es decir: ¿cuántas veces nos levantamos con ganas de decirle a Fulano que lo queremos, y en lugar de invitarlo a tomar un café, o llamarlo por teléfono, buscamos alguna pelotudez que ande dando vueltas por ahí, que fue escrita por vaya uno a saber qué alma solitaria y descorazonada y, simplemente se la reenviamos por el mismo medio en que llegó a nuestras manos, sin tener en cuenta que originalmente ese mensaje no era para nosotros, y mucho menos para aquel a quien queremos hacérselo llegar.
Lo que quiero decir es lo siguiente: Estoy cansado de leer encabezados que dicen: “te quiero”, y que estén precedidos por la abreviatura “FWD” (Forward), que en inglés significa “adelantar”, “mandar algo para adelante” y que si lo traducimos al criollo quiere decir: “pedalearla”, “dejar pasar”, “sacarse el asunto de encima”, “guarda que quema”. Entonces: ¿no es muy triste leer la frase “te quiero” al lado de todo eso? Además, al lado de mi nombre, aparecen montones de personas que no conozco, y que quizás no tenían ganas de que yo recibiera ese mensaje.
Si quiero que quinientas personas me digan “te quiero”, para eso me cuelgo la guitarra!!! (ja ja ja ja, que mentiroso!!!)
Si tienen que decir “te quiero” a alguien, por favor, háganlo personalmente… es tan lindo observar la reacción en el rostro de la otra persona!!! Y si tenemos algo que comunicarle a un ser querido, y la distancia es un obstáculo,  no reenviemos pelotudeces, y al menos dignémonos a escribir algo por nuestros propios medios, aunque sea mediocre y cursi, pero que sea de corazón.
Espero no parecer odioso, y lo lamento por aquellos que recién en estos días pasaron a integrar mi lista de contactos, porque yo sé que (todavía) no tienen la culpa pero, ¿saben qué me impulsó a escribir esto? Hace poco recibí un mail que decía algo así como: “Esta es la cadena del amor y la buena suerte; pide tres deseos y envíala a todos tus contactos, ya que ésta cadena ya dio la vuelta al mundo tres veces y se viene haciendo desde 1847″
¡¡¡¿¿¿Qué???!!! Sí !!! Leyeron bien: 1847 !!!
No puedo dejar de imaginarme a la gente de esa época chateando por el MSN, pero, descartando toda posibilidad de que en ese año tuvieran acceso a internet, y suponiendo que esta cadena haya sido realizada por carta, o de boca en boca, ¿no sería curioso pensar que en todos estos años a ninguno de los miles de millones que habitamos este bendito planeta se le haya ocurrido incluir a la paz mundial en sus dichosos tres deseos? Y por lo que yo sé, a nadie se le ha cumplido ese sueño todavía, así que, esta famosa cadena dió la vuelta al mundo tres veces AL REVERENDO PEDO!!! Y no tiene eficacia comprobada el hecho de seguirla al pie de la letra, ja ja ja !!!
Así que, por favor, no sean ilusos, no crean en todo lo que leen, miran o escuchan por ahí !!!
Ojalá no me odien por escribir casi una biblia, y espero que sepan comprender lo que les quiero decir (Yo sé que sí, ya que el círculo de amigos que tengo es muy inteligente)
Un beso a todos, los quiero mucho, pero, mejor se los digo personalmente !!!!
d4R10  (Darío Piaia)

P.D.: En serio, no voy a abrir más mails que no sean originales”

Otra que un problema.

Apenas te vi supe que ibas a ser un problema.

Yo sé que la felicidad no existe. Nadie nunca jamás ha disfrutado de la dicha (propiamente dicha) en la vida y calculo que tampoco en la muerte. Pero como la mayoría, he tenido mis momentos felices.

Cabe decir pues, que yo era feliz.

Entonces, por qué tuviste que aparecer?
Por qué tuviste que bloquear mi campo visual ese día, tan arrogante en tu postura y sin embargo con esa sutil indiferencia que ahuyentaba toda posibilidad de dejar de mirarte?
Por qué Dios, Alá, Buda y toda la barra de risueños amigotes te pusieron en mi camino?

Definitivamente, ibas a ser un terrible problema.

Todos aquellos momentos no fueron felices, ya no. Cada uno de esos instantes fueron opacados, borrados de un burdo y vasto manotazo por el aberrante infierno en el que me sumió tu visión.
Por más que lo intento no puedo recordar cómo fue que llegué a mi hogar. Instinto, tal vez. Como el gato que uno abandona confiado a más de cincuenta kilómetros y al día siguiente nos está pidiendo comida y cariño mientras se refriega en el marco de la ventana que da al pasillo.

Porque eso es justo lo que me hiciste.

Descaradamente, sin previo aviso, me diste un palazo en el lomo, me metiste en una bolsa, me sacudiste el horizonte al punto de perder por completo el sentido y el control de esfínteres y sin más me arrojaste a mi suerte dejándome al norte de nada, aturdido y con las pupilas como platos.
Cómo iba a poder dormir esa noche? Y la siguiente?
Día tras día tu imagen estaba vívida, absoluta, inapelable en mi mente. No quise verte otra vez, pero a medida que transcurría el tiempo mi fuerza de voluntad fue menguando, probablemente por el abuso de psicofármacos no recetados que utilizaba para alejarte de mis pensamientos y pronto caí en la cuenta de que el momento era inevitable y cercano.

Otra que un problema.

Tuve que afrontar la situación. Decidí acabar con el dilema y salí a la calle.
No hubo necesidad de buscarte, mis pasos sabían con antelación dónde ir.
Enfrentarme a tu imagen trajo otra vez todo aquello del primer día, como un bisturí cortando el tendón de aquiles, tambaleándome junté todas mis fuerzas y te observé una vez más detrás del cristal.
Entré.

Treinta y seis cuotas carísimas tengo que pagar por ese televisor de 32 pulgadas… yo me meto en cada quilombo…

Sí, ya sé.

Pensé que el otro era suficiente, y no.

Acá voy a dejar de lado el periodismo amarillo y no voy a hablar de la banda, o sea que va a ser un sitio absolutamente pobre.

Aunque tal vez más adornado, quién sabe.

Los que me conozcan sabrán que no soy ni amarillo ni periodista, pero sí pobre.

Este es un intento de aproximación a las cosas un tanto más personal, por cierto, y como ven en el post de abajo, todo esto es una falacia más ya que también voy a hablar de la banda, y hacer las cosas más impersonales también.

Y como tengo que seguir laburando por ahora no escribo más.

Taxidermia Emocional

Mancha roja en mi voz
puedo ver como el sabor
se va… y es más…
Salgo, vuelvo y ya me voy
desprendiéndome de hoy
no sé… si estoy…

Simulacro de intención
arrancando la ilusión
de no… pensar…
Miro el suelo y es dolor
es silencio mi color
ya sé… soy yo…

Es hacerlo todo mal, taxidermia emocional
sobrevivo cada día
Y es apenas comenzar, que me vuelvo a transformar
en mi sombra al mediodía…

El tiempo me atravesó
marca impresa de un error
y es más… que yo…
Distorsión en armonía
mi sonrisa está vacía
y no sé… quién soy…

Es hacerlo todo mal, taxidermia emocional
sobrevivo cada día
Es jugar a ser normal, cada astilla se hunde más
detenido en cada esquina

Y es apenas comenzar, que me vuelvo a transformar
en mi sombra al mediodía…